HISTORIAS DE PICADEROS – «Hoy no picas»

El otro dia (era martes para ser más concretos) mi novio y yo tuvimos la genial idea de irnos a darle un poco al tema, tras haber estado varios días con el calentón pero sin tiempo para un achuchón como dios manda, y decidimos dedicar la tarde a buscar algún buen picadero por carreteras bordeando el monte. Digo carreteras por echar el piropo ya que nos metimos para barrios de pueblos dejados de la mano de dios, donde las carreteras tienen como mucho dos metros de ancho y muchas curvas. El caso es que estuvimos mirando muy bien a todos sitios buscando algún camino que tirase para el monte, y de repente encontramos uno.

Era por la tarde, un día gris, a punto de llover, y dicho camino estaba bastante alejado del pueblo por el que acabábamos de pasar, con lo cual pensamos que era perfecto. Aun así subimos bastante despacio por aquel camino que estaba en muy malas condiciones, temiendo que le pasase algo al coche (un turismo normal y corriente) por ir por alquel camino pedregoso,estrechoy algo embarrado, encima cuesta arriba. Era monte puro y duro, incluso las zarzas amenazaban con cerrar el camino de un momento a otro.

Pues bien, escogimos uno de los tres caminos que de repente se abrieron ante nuestros ojos uno que subía aún más y otro que bajaba, mas el que estábamos dejando atrás, que desembocaba en la «carretera». Pues bien, plena naturaleza, se oían campanos de ovejas y a dichos animalitos con su «beee beee», nada más, así que salimos del coche y animada por el aire puro me puse a hacerle una felación a mi novio fuera del coche, en cuclillas, y menos mal que para pasar a mayores (que me hiciera él a mi un cunnilingus) entramos dentro del coche. Mientras me lo hacía yo estaba escuchando como una voz pero pensé que eran las ovejas o algun insecto tipo abeja o algo así zumbando fuera, además que no lo escuchaba todo el rato, a todo esto yo estaba medio sentada en el asiento de atrás cuando de repente me da por mirar hacia delante, por la luna delantera y veo UNA PAREJA con un perro.

Fue un «face to face», tras unos segundos mirandoles avisé a mi novio y escondimos la cabeza tras los asientos mientras nos tapábamos como podíamos con la ropa que nos acabábamos de quitar. La verdad es que no hacía ni diez minutos que acabábamos de llegar, y no habíamos visto NI UN ALMA en todo el trayecto que hicimos buscando sitio. Lo gracioso es que la parejita, aun teniendo más caminos tiraron justo por el que estábamos, pasaron por al lado del coche (tuvieron que pasar girándose porque de frente no tenían espacio) según mi novio no miraron y les vi como siguieron por la pista que bajaba como si tal cosa. Nos quedamos estupefactos. No sabíamos de dónde demonios habían salido, el caso es que nos fuimos hacia la pista que subía, bastante más lejos, y nos metimos en otro hueco que había al lado del camino, ya con todo el rollo cortado.

Estábamos justo debajo de una arboleda, bien metidos en el hueco, esta vez nos bajamos del coche y dimos una buena vuelta andando para ver si por allí había alguna casa, o prado particular, ganado supceptible de ser recogido o atendido por alguien, NADA, no había nada y subiendo más tampoco parecía. El caso es que otra vez entramos en calor, nos quitamos la ropa y de repente me dice mi novio (que estaba otra vez por mis bajos)levantando la cabeza «no te muevas» y entonces veo un coche QUE SUBE LA CUESTA, un coche tipo berlina en el que vi que atrás iban niños, por suerte no parecieron vernos o si nos vieron sólo fue la cabeza. Ahí sí que nos quedamos estupefactos porque el camino que subía era todavía peor. Mira que buscamos bien el lugar, bien alejado de la civilización. Al final tapamos las ventanillas y pasamos a follar directamente, rápido y a medio vestir, por miedo a que volvieran a pasar los del coche, o la parejita con el perro, que parecía que se habían puesto de acuerdo, HORRIBLE fue porque a mi ya me entró miedo a que se hubieran llamado unos a otros, ya que es mucha casualidad que en menos de 20 minutos nos hubieran pillado dos veces diferentes personas en diferentes caminos en mitad del monte.

Y eso que era un día entre semana, laborable, normal, encima mal tiempo. Maldito agosto y maldita crisis, que a todo el mundo le da por irse a pasear al monte.

Hanna

HISTORIAS DE PICADEROS – «Hoy no picas»

El otro dia (era martes para ser más concretos) mi novio y yo tuvimos la genial idea de irnos a darle un poco al tema, tras haber estado varios días con el calentón pero sin tiempo para un achuchón como dios manda, y decidimos dedicar la tarde a buscar algún buen picadero por carreteras bordeando el monte. Digo carreteras por echar el piropo ya que nos metimos para barrios de pueblos dejados de la mano de dios, donde las carreteras tienen como mucho dos metros de ancho y muchas curvas. El caso es que estuvimos mirando muy bien a todos sitios buscando algún camino que tirase para el monte, y de repente encontramos uno.

Era por la tarde, un día gris, a punto de llover, y dicho camino estaba bastante alejado del pueblo por el que acabábamos de pasar, con lo cual pensamos que era perfecto. Aun así subimos bastante despacio por aquel camino que estaba en muy malas condiciones, temiendo que le pasase algo al coche (un turismo normal y corriente) por ir por alquel camino pedregoso,estrechoy algo embarrado, encima cuesta arriba. Era monte puro y duro, incluso las zarzas amenazaban con cerrar el camino de un momento a otro.

Pues bien, escogimos uno de los tres caminos que de repente se abrieron ante nuestros ojos uno que subía aún más y otro que bajaba, mas el que estábamos dejando atrás, que desembocaba en la «carretera». Pues bien, plena naturaleza, se oían campanos de ovejas y a dichos animalitos con su «beee beee», nada más, así que salimos del coche y animada por el aire puro me puse a hacerle una felación a mi novio fuera del coche, en cuclillas, y menos mal que para pasar a mayores (que me hiciera él a mi un cunnilingus) entramos dentro del coche. Mientras me lo hacía yo estaba escuchando como una voz pero pensé que eran las ovejas o algun insecto tipo abeja o algo así zumbando fuera, además que no lo escuchaba todo el rato, a todo esto yo estaba medio sentada en el asiento de atrás cuando de repente me da por mirar hacia delante, por la luna delantera y veo UNA PAREJA con un perro.

Fue un «face to face», tras unos segundos mirandoles avisé a mi novio y escondimos la cabeza tras los asientos mientras nos tapábamos como podíamos con la ropa que nos acabábamos de quitar. La verdad es que no hacía ni diez minutos que acabábamos de llegar, y no habíamos visto NI UN ALMA en todo el trayecto que hicimos buscando sitio. Lo gracioso es que la parejita, aun teniendo más caminos tiraron justo por el que estábamos, pasaron por al lado del coche (tuvieron que pasar girándose porque de frente no tenían espacio) según mi novio no miraron y les vi como siguieron por la pista que bajaba como si tal cosa. Nos quedamos estupefactos. No sabíamos de dónde demonios habían salido, el caso es que nos fuimos hacia la pista que subía, bastante más lejos, y nos metimos en otro hueco que había al lado del camino, ya con todo el rollo cortado.

Estábamos justo debajo de una arboleda, bien metidos en el hueco, esta vez nos bajamos del coche y dimos una buena vuelta andando para ver si por allí había alguna casa, o prado particular, ganado supceptible de ser recogido o atendido por alguien, NADA, no había nada y subiendo más tampoco parecía. El caso es que otra vez entramos en calor, nos quitamos la ropa y de repente me dice mi novio (que estaba otra vez por mis bajos)levantando la cabeza «no te muevas» y entonces veo un coche QUE SUBE LA CUESTA, un coche tipo berlina en el que vi que atrás iban niños, por suerte no parecieron vernos o si nos vieron sólo fue la cabeza. Ahí sí que nos quedamos estupefactos porque el camino que subía era todavía peor. Mira que buscamos bien el lugar, bien alejado de la civilización. Al final tapamos las ventanillas y pasamos a follar directamente, rápido y a medio vestir, por miedo a que volvieran a pasar los del coche, o la parejita con el perro, que parecía que se habían puesto de acuerdo, HORRIBLE fue porque a mi ya me entró miedo a que se hubieran llamado unos a otros, ya que es mucha casualidad que en menos de 20 minutos nos hubieran pillado dos veces diferentes personas en diferentes caminos en mitad del monte.

Y eso que era un día entre semana, laborable, normal, encima mal tiempo. Maldito agosto y maldita crisis, que a todo el mundo le da por irse a pasear al monte.

Hanna

HISTORIAS DE PICADEROS – «Hoy no picas»

El otro dia (era martes para ser más concretos) mi novio y yo tuvimos la genial idea de irnos a darle un poco al tema, tras haber estado varios días con el calentón pero sin tiempo para un achuchón como dios manda, y decidimos dedicar la tarde a buscar algún buen picadero por carreteras bordeando el monte. Digo carreteras por echar el piropo ya que nos metimos para barrios de pueblos dejados de la mano de dios, donde las carreteras tienen como mucho dos metros de ancho y muchas curvas. El caso es que estuvimos mirando muy bien a todos sitios buscando algún camino que tirase para el monte, y de repente encontramos uno.

Era por la tarde, un día gris, a punto de llover, y dicho camino estaba bastante alejado del pueblo por el que acabábamos de pasar, con lo cual pensamos que era perfecto. Aun así subimos bastante despacio por aquel camino que estaba en muy malas condiciones, temiendo que le pasase algo al coche (un turismo normal y corriente) por ir por alquel camino pedregoso,estrechoy algo embarrado, encima cuesta arriba. Era monte puro y duro, incluso las zarzas amenazaban con cerrar el camino de un momento a otro.

Pues bien, escogimos uno de los tres caminos que de repente se abrieron ante nuestros ojos uno que subía aún más y otro que bajaba, mas el que estábamos dejando atrás, que desembocaba en la «carretera». Pues bien, plena naturaleza, se oían campanos de ovejas y a dichos animalitos con su «beee beee», nada más, así que salimos del coche y animada por el aire puro me puse a hacerle una felación a mi novio fuera del coche, en cuclillas, y menos mal que para pasar a mayores (que me hiciera él a mi un cunnilingus) entramos dentro del coche. Mientras me lo hacía yo estaba escuchando como una voz pero pensé que eran las ovejas o algun insecto tipo abeja o algo así zumbando fuera, además que no lo escuchaba todo el rato, a todo esto yo estaba medio sentada en el asiento de atrás cuando de repente me da por mirar hacia delante, por la luna delantera y veo UNA PAREJA con un perro.

Fue un «face to face», tras unos segundos mirandoles avisé a mi novio y escondimos la cabeza tras los asientos mientras nos tapábamos como podíamos con la ropa que nos acabábamos de quitar. La verdad es que no hacía ni diez minutos que acabábamos de llegar, y no habíamos visto NI UN ALMA en todo el trayecto que hicimos buscando sitio. Lo gracioso es que la parejita, aun teniendo más caminos tiraron justo por el que estábamos, pasaron por al lado del coche (tuvieron que pasar girándose porque de frente no tenían espacio) según mi novio no miraron y les vi como siguieron por la pista que bajaba como si tal cosa. Nos quedamos estupefactos. No sabíamos de dónde demonios habían salido, el caso es que nos fuimos hacia la pista que subía, bastante más lejos, y nos metimos en otro hueco que había al lado del camino, ya con todo el rollo cortado.

Estábamos justo debajo de una arboleda, bien metidos en el hueco, esta vez nos bajamos del coche y dimos una buena vuelta andando para ver si por allí había alguna casa, o prado particular, ganado supceptible de ser recogido o atendido por alguien, NADA, no había nada y subiendo más tampoco parecía. El caso es que otra vez entramos en calor, nos quitamos la ropa y de repente me dice mi novio (que estaba otra vez por mis bajos)levantando la cabeza «no te muevas» y entonces veo un coche QUE SUBE LA CUESTA, un coche tipo berlina en el que vi que atrás iban niños, por suerte no parecieron vernos o si nos vieron sólo fue la cabeza. Ahí sí que nos quedamos estupefactos porque el camino que subía era todavía peor. Mira que buscamos bien el lugar, bien alejado de la civilización. Al final tapamos las ventanillas y pasamos a follar directamente, rápido y a medio vestir, por miedo a que volvieran a pasar los del coche, o la parejita con el perro, que parecía que se habían puesto de acuerdo, HORRIBLE fue porque a mi ya me entró miedo a que se hubieran llamado unos a otros, ya que es mucha casualidad que en menos de 20 minutos nos hubieran pillado dos veces diferentes personas en diferentes caminos en mitad del monte.

Y eso que era un día entre semana, laborable, normal, encima mal tiempo. Maldito agosto y maldita crisis, que a todo el mundo le da por irse a pasear al monte.

Hanna

HISTORIAS DE PICADEROS – «Hoy no picas»

El otro dia (era martes para ser más concretos) mi novio y yo tuvimos la genial idea de irnos a darle un poco al tema, tras haber estado varios días con el calentón pero sin tiempo para un achuchón como dios manda, y decidimos dedicar la tarde a buscar algún buen picadero por carreteras bordeando el monte. Digo carreteras por echar el piropo ya que nos metimos para barrios de pueblos dejados de la mano de dios, donde las carreteras tienen como mucho dos metros de ancho y muchas curvas. El caso es que estuvimos mirando muy bien a todos sitios buscando algún camino que tirase para el monte, y de repente encontramos uno.

Era por la tarde, un día gris, a punto de llover, y dicho camino estaba bastante alejado del pueblo por el que acabábamos de pasar, con lo cual pensamos que era perfecto. Aun así subimos bastante despacio por aquel camino que estaba en muy malas condiciones, temiendo que le pasase algo al coche (un turismo normal y corriente) por ir por alquel camino pedregoso,estrechoy algo embarrado, encima cuesta arriba. Era monte puro y duro, incluso las zarzas amenazaban con cerrar el camino de un momento a otro.

Pues bien, escogimos uno de los tres caminos que de repente se abrieron ante nuestros ojos uno que subía aún más y otro que bajaba, mas el que estábamos dejando atrás, que desembocaba en la «carretera». Pues bien, plena naturaleza, se oían campanos de ovejas y a dichos animalitos con su «beee beee», nada más, así que salimos del coche y animada por el aire puro me puse a hacerle una felación a mi novio fuera del coche, en cuclillas, y menos mal que para pasar a mayores (que me hiciera él a mi un cunnilingus) entramos dentro del coche. Mientras me lo hacía yo estaba escuchando como una voz pero pensé que eran las ovejas o algun insecto tipo abeja o algo así zumbando fuera, además que no lo escuchaba todo el rato, a todo esto yo estaba medio sentada en el asiento de atrás cuando de repente me da por mirar hacia delante, por la luna delantera y veo UNA PAREJA con un perro.

Fue un «face to face», tras unos segundos mirandoles avisé a mi novio y escondimos la cabeza tras los asientos mientras nos tapábamos como podíamos con la ropa que nos acabábamos de quitar. La verdad es que no hacía ni diez minutos que acabábamos de llegar, y no habíamos visto NI UN ALMA en todo el trayecto que hicimos buscando sitio. Lo gracioso es que la parejita, aun teniendo más caminos tiraron justo por el que estábamos, pasaron por al lado del coche (tuvieron que pasar girándose porque de frente no tenían espacio) según mi novio no miraron y les vi como siguieron por la pista que bajaba como si tal cosa. Nos quedamos estupefactos. No sabíamos de dónde demonios habían salido, el caso es que nos fuimos hacia la pista que subía, bastante más lejos, y nos metimos en otro hueco que había al lado del camino, ya con todo el rollo cortado.

Estábamos justo debajo de una arboleda, bien metidos en el hueco, esta vez nos bajamos del coche y dimos una buena vuelta andando para ver si por allí había alguna casa, o prado particular, ganado supceptible de ser recogido o atendido por alguien, NADA, no había nada y subiendo más tampoco parecía. El caso es que otra vez entramos en calor, nos quitamos la ropa y de repente me dice mi novio (que estaba otra vez por mis bajos)levantando la cabeza «no te muevas» y entonces veo un coche QUE SUBE LA CUESTA, un coche tipo berlina en el que vi que atrás iban niños, por suerte no parecieron vernos o si nos vieron sólo fue la cabeza. Ahí sí que nos quedamos estupefactos porque el camino que subía era todavía peor. Mira que buscamos bien el lugar, bien alejado de la civilización. Al final tapamos las ventanillas y pasamos a follar directamente, rápido y a medio vestir, por miedo a que volvieran a pasar los del coche, o la parejita con el perro, que parecía que se habían puesto de acuerdo, HORRIBLE fue porque a mi ya me entró miedo a que se hubieran llamado unos a otros, ya que es mucha casualidad que en menos de 20 minutos nos hubieran pillado dos veces diferentes personas en diferentes caminos en mitad del monte.

Y eso que era un día entre semana, laborable, normal, encima mal tiempo. Maldito agosto y maldita crisis, que a todo el mundo le da por irse a pasear al monte.

Hanna

HISTORIAS DE PICADEROS – «Hoy no picas»

El otro dia (era martes para ser más concretos) mi novio y yo tuvimos la genial idea de irnos a darle un poco al tema, tras haber estado varios días con el calentón pero sin tiempo para un achuchón como dios manda, y decidimos dedicar la tarde a buscar algún buen picadero por carreteras bordeando el monte. Digo carreteras por echar el piropo ya que nos metimos para barrios de pueblos dejados de la mano de dios, donde las carreteras tienen como mucho dos metros de ancho y muchas curvas. El caso es que estuvimos mirando muy bien a todos sitios buscando algún camino que tirase para el monte, y de repente encontramos uno.

Era por la tarde, un día gris, a punto de llover, y dicho camino estaba bastante alejado del pueblo por el que acabábamos de pasar, con lo cual pensamos que era perfecto. Aun así subimos bastante despacio por aquel camino que estaba en muy malas condiciones, temiendo que le pasase algo al coche (un turismo normal y corriente) por ir por alquel camino pedregoso,estrechoy algo embarrado, encima cuesta arriba. Era monte puro y duro, incluso las zarzas amenazaban con cerrar el camino de un momento a otro.

Pues bien, escogimos uno de los tres caminos que de repente se abrieron ante nuestros ojos uno que subía aún más y otro que bajaba, mas el que estábamos dejando atrás, que desembocaba en la «carretera». Pues bien, plena naturaleza, se oían campanos de ovejas y a dichos animalitos con su «beee beee», nada más, así que salimos del coche y animada por el aire puro me puse a hacerle una felación a mi novio fuera del coche, en cuclillas, y menos mal que para pasar a mayores (que me hiciera él a mi un cunnilingus) entramos dentro del coche. Mientras me lo hacía yo estaba escuchando como una voz pero pensé que eran las ovejas o algun insecto tipo abeja o algo así zumbando fuera, además que no lo escuchaba todo el rato, a todo esto yo estaba medio sentada en el asiento de atrás cuando de repente me da por mirar hacia delante, por la luna delantera y veo UNA PAREJA con un perro.

Fue un «face to face», tras unos segundos mirandoles avisé a mi novio y escondimos la cabeza tras los asientos mientras nos tapábamos como podíamos con la ropa que nos acabábamos de quitar. La verdad es que no hacía ni diez minutos que acabábamos de llegar, y no habíamos visto NI UN ALMA en todo el trayecto que hicimos buscando sitio. Lo gracioso es que la parejita, aun teniendo más caminos tiraron justo por el que estábamos, pasaron por al lado del coche (tuvieron que pasar girándose porque de frente no tenían espacio) según mi novio no miraron y les vi como siguieron por la pista que bajaba como si tal cosa. Nos quedamos estupefactos. No sabíamos de dónde demonios habían salido, el caso es que nos fuimos hacia la pista que subía, bastante más lejos, y nos metimos en otro hueco que había al lado del camino, ya con todo el rollo cortado.

Estábamos justo debajo de una arboleda, bien metidos en el hueco, esta vez nos bajamos del coche y dimos una buena vuelta andando para ver si por allí había alguna casa, o prado particular, ganado supceptible de ser recogido o atendido por alguien, NADA, no había nada y subiendo más tampoco parecía. El caso es que otra vez entramos en calor, nos quitamos la ropa y de repente me dice mi novio (que estaba otra vez por mis bajos)levantando la cabeza «no te muevas» y entonces veo un coche QUE SUBE LA CUESTA, un coche tipo berlina en el que vi que atrás iban niños, por suerte no parecieron vernos o si nos vieron sólo fue la cabeza. Ahí sí que nos quedamos estupefactos porque el camino que subía era todavía peor. Mira que buscamos bien el lugar, bien alejado de la civilización. Al final tapamos las ventanillas y pasamos a follar directamente, rápido y a medio vestir, por miedo a que volvieran a pasar los del coche, o la parejita con el perro, que parecía que se habían puesto de acuerdo, HORRIBLE fue porque a mi ya me entró miedo a que se hubieran llamado unos a otros, ya que es mucha casualidad que en menos de 20 minutos nos hubieran pillado dos veces diferentes personas en diferentes caminos en mitad del monte.

Y eso que era un día entre semana, laborable, normal, encima mal tiempo. Maldito agosto y maldita crisis, que a todo el mundo le da por irse a pasear al monte.

Hanna

HISTORIAS DE PICADEROS – «En el cine, con pelicula y nocturnidad…»

Hace unos meses mi novio y yo fuimos al cine, como la peli no era muy interesante y la sala estaba casi vacía, entre toqueteo y toqueteo nos entró el calentón y yo toda cachonda le desabroche los pantalones y nos pusimos a ello … lo que más me gusto es que el me tapo la boca para que no hiciera ruido, ese día me corrí muchísimo . Os aconsejo que lo probeis.

Iniciativas bilbaínas para arreglar El Problema Vasco.

Los comienzos…

Hace ya un tiempo en que empecé con mispicaderos.net. Empezaron poniendo picaderos amiguetes y conocidos por Bilbao y alrededores, el caso es que el temita fue creciendo hasta los casi 10.000 picaderos en todo el mundo, all over the world yeah!

La intención era clara:  facilitar en la medida de lo posible el acceso de los bilbainos a lugares en los que pudieran hacer el amor. De esta manera, ya no tendríamos la excusa del «adondecojonesvoy?«

El éxito de la web es indudable, pero el fin último… no se ha logrado. Los bilbainos siguen follando poco.

(Epa! que casi acabo el párrafo sin meter la publi, ya sabéis, si buscáis el lugar perfecto para hacer el amor: mispicaderos.net and if you are looking for the best place for make love placesforlove.com, ou yeah!)

La denuncia…

El problema vasco afecta terriblemente a todos, en particular a los bilbainos. Ya manifestado por los Lehendakaris Vascos en «El Problema Vasco» nuevas corrientes están intentado incrementar las relaciones sexuales de los bilbainos.

httpv://www.youtube.com/watch?v=fr3G7O2U02M

Nuevas corrientes…

Muchos son los libros y blogs escritos con consejos para ligar, pero por primera vez, un bilbaino, alguien que ha vivido el problema vasco desde dentro nos cuenta sus trucos para afrontar la dura realidad que nos ha tocado vivir.

El blog www.cortejohumano.com comandado Xabier Leal, da consejos de como ligar (fase primordial antes de visitar mispicaderos.net). Xabi, también bilbaino y también consciente de nuestro problema os dará consejos de como ligar y como comportarse.

Más aun…

Desde mispicaderos.net, conscientes de la dificultad que tenéis algunos de ligar en la vida real, os invitamos a probar suerte en

people.mispicaderos.net, una especie de red social donde podréis hablar con otros usuarios sobre picaderos de vuestra provincia, conociendo las mejores opciones, y ya que estamos aprovechando para ligotear un poco y encima gratis! Por el momento, la única red social que permite el ligoteo sin tener que abrir la cartera.

No desesperéis…

Sabemos que todo esto será insuficiente, y que muchos, a pesar de los esfuerzos de unos pocos para que pilléis mas, seguiréis sin comeros un colin. Pero para vosotros también hay una solución y sino, se lo preguntáis a Torbe, bilbaino afincado en Madrid que decidió emigrar en busca de sexo y no hay mas que verle y seguirle en el twitter (https://twitter.com/titotorbe) para ver la vida que se pega, hacer el amor no se si lo hará mucho, pero… por decirlo finamente «la tiene mas dentro que fuera».

Flying picaderos airline

Poco a poco, mispicaderos.net y placesforlove.com van conquistando nuevos lugares donde hacer el amor.

Aqui os dejo un articulo contando como una aerolinea permite a los viajeros hacer otras cosa aparte de ver una pelicula moñas  o dormir como ceporros.

(Por cierto, para aquellos que decidan pegarse un viajecito con esta aeroliniea aqui teneis el «avionsutra», la guia de posturas para hacer el amor en un avion: http://lovingplaces.com/blog/2011/12/02/guia-de-picaderos-volantes/

Sexo en pleno vuelo: el 90% son reservados por mujeres

20:39 Flamingo Air, una compañía de avionetas en Cincinnati, Estados Unidos, no deja fumar en los aviones ni molestar al piloto en la cabina, pero en cambio ofrece un servicio que ninguna otra aerolínea brinda: permite tener sexo en pleno vuelo y las mujeres son las más interesadas.

Sexo en pleno vuelo: el 90% son reservados por mujeres
Sexo en pleno vuelo: el 90% son reservados por mujeres 1/1

Flamingo Air, una compañía de avionetas en Cincinnati, Estados Unidos, no deja fumar en los aviones ni molestar al piloto en la cabina, pero en cambio ofrece un servicio que ninguna otra aerolínea brinda: permite tener sexo en pleno vuelo.

En su sitio en internet se promocionan viajes de negocios, paseos aéreos sobre la ciudad y vuelos románticos que el cliente «nunca olvidará».

Todo empezó como suelen comenzar estas iniciativas: con una apuesta. Un grupo de pilotos amigos se desafió a que ninguno podía encontrar una pareja que pagara por una relación íntima a miles de pies de altura.
Hoy esa apuesta es un buen negocio que ofrece una hora inolvidable en el aire por US$425 dólares, tarifa que incluye una cama con cortinas, champagne, chocolates y un piloto «muy discreto».

El capitán Dave MacDonald describió al sitio de internet WCPO en Cincinnati algunas particularidades de estos viajes: «Una vez tuve un taco de zapato en mi oreja, recibí un disparo de corcho de champagne en mi cabeza y gracias a Dios usamos auriculares».

Discresión: MacDonald agregó que todo lo que ocurre detrás de la cortina no es asunto suyo.
«Es una cuestión de profesionalismo, nuestros clientes esperan eso. Si alguna vez escribo un libro sería genial».
La copropietaria de Flamingo Air, Sharon McGee, señaló que casi el 90% de los «vuelos románticos» son reservados por mujeres que quieren añadir algo de aventura a su relación.

«Nosotros jugamos con el romance, no se trata del básico y barato ‘vamos a tener sexo en el avión’, es el factor romántico que implica, por eso el champagne y los chocolates». Sea por lujuria, aventura o romanticismo, la empresa puede alardear de 21 años de vuelos continuos, un lapso de tiempo al que muchas aerolíneas más famosas no han llegado.
Lo que no queda claro ni en el sitio WCPO ni en el web site de la compañía aérea es qué pasa con el cinturón de seguridad en pleno vuelo, pero el cinturón de castidad sin duda se queda en tierra.

Fuente: http://www.eltribuno.info/salta/130231-Sexo-en-pleno-vuelo-el-90-son-reservados-por-mujeres-.note.aspx

Aprendamos de Italia – Nápoles habilita aparcamientos para practicar sexo en el coche

Noticion del que me acabo de enterar:

aparcamientos vigilados para disfrutar de intimidad

Nápoles habilita aparcamientos para practicar sexo en el coche

El distrito de Barra, al este de la ciudad italiana de Nápoles, «oficializa» el sexo en el coche: se llamará «Love Parking»

Dos jóvenes besándose.

Dos jóvenes besándose.

El distrito de Barra, al este de la ciudad italiana de Nápoles, ha oficializado el sexo en el coche tras aprobar un plan para crear un estacionamiento de automóviles en los que se pueda hacer el amor de forma segura y que se llamará «Love Parking», confirmó este jueves la presidenta de Barra, Anna Cozino.

ROMA. Un nombre inglés, «Love Parking», para el parque del amor que consistirá en una área de estacionamiento de pago para las parejas que buscan un espacio de intimidad en el automóvil y que ya ha sido aprobada por el distrito de Barra, de 120.000 habitantes, situado al este de Nápoles.

«Los fines de semana se ve a los jóvenes haciendo el amor en las motos y en los coches aparcados en las calles, tapándose con periódicos, inmersos en la degradación, sin iluminación, en los barrios más pobres y con peligrosidad objetiva de actos de violencia», refiere Anna Cozzino.

En una ciudad, Nápoles, donde la criminalidad organizada tiene su base y la delincuencia alcanza una de las cotas más altas de Italia, los jóvenes que quieren dar rienda suelta a sus pasiones en los coches «se arriesgan a robos, lesiones, violaciones e incluso muerte», aseveró Cozino.

De ahí la idea del «Love Parking», un aparcamiento vigilado donde las parejas de cada coche puedan disfrutar de intimidad al estar separados de los otros vehículos por paneles divisorios.

Además, está previsto «distribuir preservativos para evitar embarazos no deseados o transmisiones de enfermedades venéreas».

Se trata -asegura Cozino- de una reflexión sobre la educación sexual y una reflexión pública sobre la situación de los jóvenes, además de la de concienciar sobre el sexo seguro y prevenir embarazos porque en Nápoles vemos a demasiadas adolescentes que ya son mamás.

La iniciativa, que fue lanzada por el consejero de Izquierda y Libertad Patrizio Gragnano, de Barra, pasará al ayuntamiento de Nápoles para que la adopte en los parques, dijo Cozzino.

Sin embargo, el grupo de oposición, el centrista Udeur, se ha mostrado contrario al «Love Parking» porque incita a una conducta lesiva de decoro de la ciudad (hacer sexo en la calle es ilegal) y no se ocupa de los problemas reales de Nápoles

Además tampoco para los habitantes del distrito, que comprende Barra, San Giovanni y Ponticelli, donde se levantará el aparcamiento la idea resulta feliz, agrega Udeur.

El consejero del distrito, Massimo Morga, votó en contra del proyecto. «Pienso que entre la emergencia que vive nuestro territorio, gastar aunque sea un solo euro para la realización del aparcamiento del amor es una bofetada para los que viven en los bajos que se inundan de agua cada vez que llueve, para los que no tienen un trabajo y no saben cómo llegar a fin de mes», refirió al diario «Libero».

Y agregó que «en un territorio martirizado por la criminalidad, por el paro y el escaso sentido cívico hay demasiado que hacer antes de pensar en un aparcamiento del amor».

Fuentes: http://www.noticiasdenavarra.com/2012/02/16/ocio-y-cultura/que-mundo/napoles-habilita-aparcamientos-para-practicar-sexo-en-el-coche

El final de las Grandes Redes Sociales, el nuevo amigo informático y People

Las redes sociales han sido el gran avance de internet en los últimos años. Ha conseguido que hasta el/la mas inútil y torpe con la informática y el mundo de internet, sea capaz de manejarse con una destreza que nos asombra a los que ya llevamos unos añitos metidos en esto… Nosotros,»el amigo informático», antes éramos consultores de cualquier tipo de incidencia relacionada con un ordenador (o bastaba que un cacharro tuviera mas de 4 teclas). Daba igual que fuéramos programadores, analistas, diseñador grafico o diseñador web, desarrollador multimedia… para la familia y amigos distanciados del mundo geek en el que nosotros nos desenvolvemos habitualmente, éramos los candidatos perfectos para formatear, instalar, diseñar cualquier cosa con un ordenador (yo como diseñador me he visto involucrado en el formateo de un ordenador, y se de técnicos de sistemas que han acabado diseñando la portada de un álbum de fotos).
Pues bien, ahora ese primo, esa amiga de tu novia, el amigo del padre del primo que vive en la calle de enfrente, si, ese, el que se caso con la Loli. Ahora ese y todos los demás se han convertido por obra y milagro en los expertos de las redes sociales. Antes eran incapaces de instalar en su ordenador el Firefox, o de recortar la foto del primo el día de su boda, pero ahora tienen una enorme capacidad de desenvolverse como pedro por su casa en el facebook, tuenti, twitter (bueno, ahí no tantos), meetic, etc.. Pueden recortar fotos, subir álbumes, comentar, compartir, votar, desentrañar complicados juegos del facebok y realizar tareas complejas que consiguen sorprenderme. A ver, si hace un año eras incapaz de abrir una imagen el fotosop, como es que ahora tienes el álbum de tus vacaciones debidamente ordenado y preparado en el puñetero facebook?
Yo se la respuesta: LAS GANAS! Simplemente le han puesto ganas y estos «antigeeks» de la informática han conseguido convertirse en los nuevos consultores de las redes sociales, son el nuevo amigo informático, que no tienen ni idea de que es android, no es capaz de instalarse el windows, no sabe voltear una imagen en el fotosop, pero tendrá todas las respuestas en cuanto a redes sociales se refiere.

A lo que voy, ahora todo «kiski» es capaz de desenvolverse sin problema en este mundillo, ya no somos 4 gatos en internet, y ha provocado un gigantesco crecimiento del facebook & co., convirtiéndolo en una masa de mensajes cada uno del padre y de su madre… y a donde nos conduce esto?
Yo también se esta respuesta: a las nuevas miniredes sociales.
Estas nuevas redes sociales funcionan exactamente igual que las grandes, pero estando enfocadas a una temática concreta, permitiendo a los usuarios no solo conocer las chorradas de sus amigos, sino también pudiendo acceder a conversaciones y foros en los que se trate temas que le importen, temas que le han llevado allí!.

De aquí a unos años estas redes sociales se irán haciendo cada vez mas populares, por eso es el momento de empezar a buscar la que mas te conviene, y tu, si has llegado a hasta aquí abajo sin saltarte mas de 2 líneas… estas invitado a unirte a People, la red social de mispicaderos.net.
En People podrás comentar los mejores y peores picaderos, conocer gente, hacer amigos, encontrar novia, ver donde ir este finde con tu pareja etc…