HISTORIAS DE PICADEROS – «El mirón de las pelotas»

Hace mil años, jajaja, ocurrio lo siguiente… en el poligono que esta antes de llegar al puerto deportivo de Santander, interior del coche, era aun de dia (las ganas hacen estas cosas), aparentemente no habia nadie, mi novia de siempre, y ya sabeis… amor, deseo, pasion, locura, en fin casi una semana sin vernos, agggg… pues que una vez puestos a tono empezo lo bueno…. y en plena guerra, miro hacia atras y veo un tio con la cara pegada al cristal delantero del coche, veo que el seguro de las puertas esta cerrado, y le hago señas de que se retire, que se vaya, insistentemente, pero ni caso, mi novia se da cuenta y empieza a gritar… ahhhhhhh, o algo asi….le amenazo, pero nada, parece ensimismado, abro la puerta.. mi novia ¡¡¡¡no salgas!!!!!.. me apeo y ahi me veis a mi en pelota picada frente a un miron, le pedia explicaciones, le empujaba y nada que no habia manera de que se fuese, estaba como idiotizado (no me extraña mi novia esta como un pan de buena).. en fin que despues de llevarle varios metros a empujones el miron se retiro y desaparecio por entre los pabellones.
Bufff, vaya susto aun se me pone el corazon a cien cuando lo recuerdo.
Hoy pienso que no debi salir, debi arrancar el coche y marchar de alli, puse en grave peligro a mi novia, y a mi mismo.

Suel

¿Tienes una historia para contar? Pincha AQUÍ y compartela!

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. Tú mismo lo has dicho. Pusiste en peligro la integridad de tu novia además de la tuya misma, saliste a por el, así que abriste la puerta ¿Y si te hubera noqueado qué?. Es una batalla siempre perdida. Nunca acabarás con los mirones por mucho que hagas. Si le agredes te puedes complicar la vida costándote una pasta en condena e indemnizaciones, ten en cuenta que con tu matrícula estás pillado si hay denuncia y ninguna ley impide que un mirón se pegue al cristal, además que con la matrícula te puede encontrar para vengarse cuando menos esperes. Eso sin saber si está armado. Lo mejor es irse a otro sitio. Tengo un amigo que salió en persecución a un mirón que iba en coche… Accidente, siniestro total, 18000 euros a la basura, vertebra aplastada ella y costillas rota él, …

  2. Hola!!! tengo que decir que me he reido con tu historia… Yo tambien tuve un miron una vez. No salimos a por él, nos fuimos…. A raiz de eso mi novio tinto los cristales del coche y cada vez que usamos el coche para follar, ponemos el para sol…. intimidad asegurada!

Deja un comentario